El síndrome de intestino irritable: el papel del estrés

Que es el Síndrome de intestino irritable (SII):

Es un trastorno que lleva a dolor abdominal y cólicos, cambios en las deposiciones y otros síntomas. No es lo mismo que enfermedad intestinal inflamatoria (EII), que abarca la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa. En el síndrome del intestino irritable, la estructura del intestino no es anormal. Los síntomas son dolor abdominal, llenura, gases y distensión que han estado presentes durante al menos 3 días al mes durante los últimos 3 meses.

Estrés y SII están relacionados:

La bibliografía especializada señala una clara relación entre el estrés y el síndrome de intestino irritable. El estilo de vida estresante de occidente tan generalizado (incluido en personas con SII) puede hacernos creer que la co-ocurrencia con el SII es casual.  La evidencia nos muestra que no es así. Un grupo de investigadores (De Gucht, V., Fischler, B. and Heiser,W. ,2003) encontraron que el estrés (en su estudio, estrés laboral) predecía significativamente la presencia de SII a diferencia de otros síndromes funcionales como la dispepsia funcional. Además, se ha encontrado que el estrés diario tiene un efecto más fuerte en los síntomas de SII que éstos en el estrés.

¿Cual es el papel del estrés exactamente?

Según Dancey y sus colaboradores (1998) el estrés, el estilo de afrontamiento, la valoración cognitiva y el estilo de vida juegan un papel más importante en el desarrollo del SII que factores biológicos como los antecedentes familiares o la función autonoma como han podido comprobar otros investigadores (Yasushi Fujii and Shinobu Nomura, 2008). La importancia de los estresores diarios es remarcada por la mayoría de los autores, no así los grandes eventos vitales estresantes.

ESTRES_INTESTINO_IRRITABLE_1

Datos desde la psicología básica:

Desde la psicología básica también se contribuye con datos interesantes sobre esta relación. Los modelos animales permiten diseños que son imposibles de realizar con humanos dados los dilemas éticos que conlleva “provocar” estrés en personas. El grupo de O’Mahony, S. (2009) realizó un estudio para comprobar la relación entre eventos estresantes tempranos en ratas (separándolas de sus madres cada día durante unas horas) y sus repercusiones en la vida adulta, especialmente en depresión y SII. Midiendo algunas variables biológicas encontraron que el grupo que fue sometido a condiciones estresantes mostraba un incremento en varios marcadores inmuno-endocrinos (corticosterona plasmática y tolerancia al lipopolisacárido) así como en sensación visceral y alteración en la microbiota fecal. En humanos se ha encontrado que los pacientes con SII tienen niveles más altos de CgA salivar (un marcador de estrés) que los sujetos control (Toyohiro Hamaguchi, Shin Fukudo, Motoyori Kanazawa, Tadaaki Tomiie, Kunihiko Shimizu, Mineo Oyama and Kohji Sakurai, 2008).

Datos desde la psicobiología:

La clave de la relación entre el estrés y los síntomas de IBS puede encontrarse en la activación de receptores CRF1. Es conocida la relación entre respuesta de estrés y factor liberador de corticotropina. Taché, Y.,  y Brunnhuber, S. (2008) en su revisión apuntan que la activación del receptor CRF1 sería un mecanismo clave mediante la cual varios estresores afectan el intestino. Los modelos animales han demostrado que la respuesta visceral de la activación del CRF1 así como el efecto de la eficacia de antagonistas específicos. Los datos preclínicos, según esta misma revisión, establecen que la activación de receptores CRF1 por el factor liberador de corticotropina está relacionado con síntomas clave de los pacientes con IBS diarrea-predominantes.

Implicaciones para la clínica:

Trasladado a la aplicación clínica, Keefer, L., Blanchard, E.B. (2002) demostraron la eficacia de la relajación mediante la técnica de respuesta de meditación en pacientes con SII a un año de seguimiento. Incluso la farmacología es consciente del papel del estrés en la manifestación del SII incrementándose el uso de psicofármacos en los últimos 15 años (Lydiard, R., 2007).

Referencias bibliográficas

  • Dancey, C., Taghavi, M. and Fox, R. (1998). The relationship between daily stress and symptoms of irritable bowel: a time-series approach. Journal of Psychosomatic Research, Vol. 44, No. 5, pp. 537–545
  • Keefer, L., Blanchard, E.B. (2002). A one year follow-up of relaxation response meditation as a treatment for irritable bowel syndrome. Behavior Research and Therapy 40 541–546
  • Jarcho, J., Mayer, E. (2007). Stress and irritable bowel syndrome. Primary psychiatry vol. 14, no4, pp. 74-78
  • Lydiard, R.(2007). Psychopharmacology in the treatment of irritable bowel syndrome. Primary Psychiatry, Vol 14(4), pp. 45-50.
  • O’Mahony, S., Marchesi, J.,  Scully, P., Codling, C., Ceolho, A., Quigley, E., Cryan, J., and Dinan, T. (2009). Early Life Stress Alters Behavior, Immunity, and Microbiota in Rats: Implications for Irritable Bowel Syndrome and Psychiatric Illnesses. Biol Psychiatry ;65:263–267
  • Taché, Y.,  and Brunnhuber, S. (2008). From Hans Selye’s Discovery of Biological Stress to the Identification of Corticotropin-Releasing Factor Signaling Pathways: Implication in Stress-related Functional Bowel Diseases. Annals of the New York Academy of Sciences 1148: 29–41
  • De Gucht, V., Fischler, B. and Heiser,W. (2003). Job stress, personality, and psychological distress as determinants o f somatization and functional somatic syndromes in a population of nurses. Stress and Health 19: 195–204
  • Vicky L. Hertig 4 Kevin C. Cain 4 Monica E. Jarrett 4 Robert L. Burr 4 Margaret M. Heitkemper (2007) Daily Stress and Gastrointestinal Symptoms in Women With Irritable Bowel Syndrome. Nursing Research  Vol 56, No 6, 399–406
  • Toyohiro Hamaguchi, Shin Fukudo, Motoyori Kanazawa, Tadaaki Tomiie, Kunihiko Shimizu, Mineo Oyama and Kohji Sakurai (2008).Changes in salivary physiological stress markers induced by muscle stretching in patients with irritable bowel syndrome. BioPsychoSocial Medicine, 2:20 doi:10.1186/1751-0759-2-20
  • Yasushi Fujii and Shinobu Nomura (2008). A prospective study of the psychobehavioral factors responsible for a change from non-patient irritable bowel syndrome to IBS patient status. BioPsychoSocial Medicine, 2:16 doi:10.1186/1751-0759-2-1

REFLEXIONES DE UN VIERNES: UN RINCON DIGNO PARA EL PSICOLOGO

psiquiatria

Todas las pruebas están correctas, por tanto solo me queda pensar que su problema es PSICOLÓGICO.

invisible

Tu dirás que mis ataques.. ¿Cómo los has llamado? ¿Ataques de pánico? ¿Crisis de ansiedad? Eso, tu dirás que son psicológicos pero mis sensaciones son muy reales.

realDejadme haceros una pregunta ¿Qué es psicológico y que no lo es? Dónde acaba la experiencia psicológica?

Hagámoslo más fácil. ¿Dónde acaba vuestro sistema nervioso? Lo cierto es que llega hasta la punta de los pies, recorre todo el organismo tanto para regir su funcionamiento como para recoger información.

Quizá haya algunos términos que se confundan: Psicológico no significa voluntario. No significa capricho, no significa deseo (ni consciente ni inconsciente). Tampoco significa debilidad.

Quizás el hecho de que el diagnóstico (nos referimos más bien a la derivación a un profesional de salud mental) se realice por exclusión (es decir, cuando todo lo “físico” está bien debe ser psicológico) tampoco ayude.

Quizá el ímpetu de algunos profesionales de salud mental (si, incluidos los psicólogos) de adueñarse de todo el “cajón de sastre” tampoco ayude. Con esto último me refiero a que quizá no toda experiencia de sufrimiento requiera asistencia psicológica. Yo no aconsejaría seguir el razonamiento de “si viene algo tendrá”. Este tipo de razonamientos solo son útiles si nos sirven para profundizar y detectar algún comportamiento o rasgo patológico en el cual centrar objetivos terapéuticos pero no debería mantenerse de manera sostenida.

Además, la actitud del psicólogo sobre la etiología de los síntomas del paciente debería ser de cautela. Por ejemplo muchos pacientes se quejan de dolores de cabeza y de espalda. A menudo me preguntan si se trata de un síntoma de origen psicológico. Mi respuesta casi siempre es que no puede saberse. Son síntomas muy inespecíficos y hay muchas patologías que pueden producirlos. Decir “seguramente si” sin basarse en nada mas (o solo en que tiene estrés) es restarle rigurosidad a la disciplina (todo y que se listan entre los síntomas de ansiedad en todos los manuales).

REFLEXION FINAL

Y llegado este punto el lector quizá piense que es ahora cuando expongo mi alternativa. No la tengo. Hasta que llegue procuro hacer las cosas lo mejor que puedo. Igual que yo mucha gente hace lo mismo. Una cosa que me ayuda es, antes de explicarle al paciente en términos psicológicos que es lo que le ocurre (el problema) intento explicarle cómo funcionamos  psicológicamente a nivel general. La idea sería: no es que tú tengas un problema psicológico. Tu eres un ser psicológico (no puedes escapar a la experiencia psicológica) y tienes un problema relacionado con (tu conducta, tus expectativas, tus interpretaciones, etc.) que se mantiene gracias a [poner aquí el análisis funcional ;)].

CUANDO LO BUENO NO ES SUFICIENTE: PERFECCIONISMO

perfeccionismoEntrevistador:  -Dígame algún defecto suyo-

Aspirante:  -mmm… quizá que soy demasiado perfeccionista-

¿Os suena? Ser perfeccionista a menudo se asocia a la excelencia en el trabajo, a la seriedad y la dedicación. Todos valores muy deseables. Pero hay un lado oscuro en el perfeccionismo. Cuando las personas son prisioneras de sus estándares de perfección no viven libremente ni en paz. La diferencia es: ¿se trata de sentirse orgulloso al hacer las cosas bien o de sentirse mal por no hacerlo nunca lo suficientemente bien? ¿Hacer las cosas de manera perfecta justifica hacer lo mismo una y otra vez, dedicarle mucho más tiempo o perderse otras cosas importantes?

PERFECCIONISMO: ¿QUE ES?

En términos generales puede definirse el perfeccionismo como el deseo de alcanzar el máximo estándar de actuación, en combinación con una evaluación excesivamente critica de la misma (Frost et al., 1990). Igual que en la mayoría de otros rasgos psicológicos se trata de un constructo dimensional. En el extremo se encuentra el perfeccionismo patológico el cual está ligado a distintos trastornos psicológicos (especialmente trastornos de ansiedad como el trastorno obsesivo compulsivo o la fobia social y también trastornos de personalidad).

UN PERFECCIONISMO, VARIAS DIMENSIONES PERFECCIONISTAS

Son varios los autores que han propuesto la conceptualización del perfeccionismo como un constructo multidimensional (Frost et al, 1990; Hewit y Flett, 1991). Para saber de qué hablamos resumiré los dos más conocidos. Ambos modelos se desarrollaron en relación a cuestionarios que miden el perfeccionismo.

El modelo de Frost conceptualiza el perfeccionismo como un constructo cognitivo-actitudinal que incluye las dimensiones: : 1) Preocupación por los errores, 2) Dudas sobre las acciones, 3) Estándares personales , 4) Expectativas de los padres,  5) Criticas de los padres  y 6) Orden y organización. Como podemos ver, las tres primeras tienen más que ver con estilos cognitivos, luego hay dos dimensiones de tipo social y una sexta dimensión conductual.

Quizá lo curioso de este modelo es que en la propia conceptualización se incluyen medidas que parecen hacer referencia a la génesis del perfeccionismo (expectativas y críticas de los padres).

 Frost_perfeccionismo

En el modelo de Hewitt en cambio se conceptualizan tres dominios del perfeccionismo:

Rasgos perfeccionistas

-          Orientado hacia uno mismo: Querer hacer las cosas perfectas

-          Orientado hacia los demás: Querer que los demás lo hagan perfecto

-          Prescrito socialmente: Intentar llegar a unos estándares que se perciben como impuestos o que son lo que el resto espera de uno.

Presentarse uno mismo como perfeccionista (perfectionistic self-presentation)

-          Necesidad de mostrar la propia perfección

-          Evitar parecer imperfecto

-          Evitar admitir la propia imperfección.

Cogniciones perfeccionistas

Son evaluaciones y pensamientos automáticos. Se activa de forma crónica un esquema propio ideal y se percibe con facilidad cuando no se está alcanzando los estándares de perfección.

VALE… ¿PARA QUÉ SIRVE ESTO DE LAS DIMENSIONES?

Entre otras cosas, para elegir la intervención psicológica más adecuada. Por ejemplo siempre se ha tenido a las personas con ansiedad social (o fobia social) como personas muy perfeccionistas. Recientemente algunos estudios apuntan a que no tienen estándares más elevados que la población general (es decir, no quieren hacer las cosas exageradamente bien). Más que tener aspiraciones muy elevadas, se sienten PEOR que el resto de la gente cuando no las alcanzan.

Otro ejemplo es el de personas con trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad (a modo de ejemplo y sin ánimo de generalizar) probablemente no sería la mejor opción intentar trabajar cogniciones perfeccionistas con pacientes que claramente destacan en una conducta de orden perfeccionista. Lo más coherente sería intentar una intervención sobre la conducta.

 RESUMEN

El perfeccionismo es un concepto complejo y multidimensional que incluye estándares exagerados así como crítica elevada  ante la propia conducta y la de los demás. Probablemente está muy ligado con modelos familiares, expectativas y críticas durante la crianza. Aunque generalmente se lo considera un valor social a fomentar, el perfeccionismo está relacionado con distintos problemas de salud mental cuando invade gravemente el funcionamiento o es una fuente importante de malestar.

¿MAS INFORMACIÓN = MEJOR DECISIÓN? EL VALOR DE LA INTUICIÓN

portada_intuicion

Tomar decisiones en base a la intuición puede ser más eficaz que tomarlas de manera racional.

Tomamos mejor una decisión si tenemos un motivo que si tenemos diez.

Los hombres son tan intuitivos como las mujeres.

Seguramente alguna de estas frases pueda chocarte. Pero el famoso psicólogo y director de la Max Planck Institute for Human Development Gerd Gigerenzer demostró que en un mundo incierto, ignorar información puede facilitar la toma de decisiones.

¿Qué ciudad tiene más habitantes? ¿Detroit o Milwaukee? Preguntándoselo ciudadanos americanos, solo  el 60% acertó. Cuando se le realizó la misma pregunta a ciudadanos alemanes acertó más del 90%. ¿Por qué? ¿Saben más geografía americana? No. Simplemente Milwaukee no les sonaba casi y optaron por Detroit (la respuesta correcta. Se da un fenómeno llamado “heurística de reconocimiento” (en otras palabras, escoge lo que conoces)

intuicion_toma_decisiones

UNA IDEA NO TAN REVOLUCIONARIA

¿Cuántos cálculos hiciste para escoger a tu pareja sentimental? ¿Qué variables mediste para saber a qué tenías que dedicarte?

El cerebro humano hace tiempo ya que viene perfeccionando el mecanismo de toma de decisiones y realiza su trabajo bajo la superficie, aunque no lo veamos.

Buscando una dirección en medio de la ciudad ¿Estamos quietos? Probablemente no, mientras buscamos a quien preguntar o el tan ansiado letrero de la calle que coincida con la que buscamos estamos andando. Y quizá te sorprenda saber que la mayoría de las veces andamos hacia el lado correcto. ¿Suerte? ¿Magia? No. Señales que nos hacen “sospechar” que “debe ser hacia allí” (una calle que nos suena, estaba cerca de una avenida grande, creo que era pasando la plaza, etc.).

LA INTUICION NO ES ILOGICA

Mirad esta imagen bidimensional y pensad en cuál de las figuras representa puntos cóncavos y cuales convexos. Es decir, cuales salen “hacia afuera” y cuales “están hundidas”

imagen_concavo_convexo

Ahora adivinaré vuestra elección. Los de la izquierda sobresalen y los de la derecha están hundidos. No hace falta hacer ningún análisis, seguramente os ha venido a la mente sin más. El motivo por el que lo habéis pensado así es porque es una respuesta acorde al mundo real, donde la luz proviene de arriba generalmente.

¿CUANDO VALE EL METODO RACIONAL Y CUANDO EL INTUITIVO?: RIESGO VS. INCERTIDUMBRE

Podemos tomar decisiones valorando los riesgos cuando conocemos todas las alternativas relevantes, las consecuencias y su probabilidad.

Cuando no conocemos todas las alternativas, consecuencias y probabilidades hablamos de incertidumbre. Un método exhaustivo y racional (por ejemplo, estadístico) no sirve. Nos beneficiaríamos de heurísticos (“atajos inteligentes”) e intuición.

En el mundo real predomina la incertidumbre y por tanto el desconocimiento de muchas variables y consecuencias. Por eso el pensamiento heurístico y la intuición se adaptan bien a los problemas del mundo real.

REFLEXION FINAL PARA TEMEROSOS

Intuición no es acting-out (hacer lo primero que se me pasa por la cabeza de manera impulsiva). Lo que hace años se pensaba, que la intuición no tenía ningún valor y que era una enorme fuente de error, se ha demostrado falso. Estés o no de acuerdo con esto que está escrito aquí, tomas multitud de decisiones correctas en tu vida sin pararte a reflexionar sobre ellas. Lo haces porque tu cerebro ha evolucionado hacia este sentido para ser más eficiente. Imagina el tiempo y energía que necesitarías para analizar cada paso en tu día (Elegir el desayuno que cumpla con tus demandas energéticas, la ropa que se adapte mejor a todas tus actividades del día, el orden de ponerte dicha ropa…. Etc.). No le tengas miedo a tu intuición y cuando te abrumen las opciones pregúntate ¿que había pensado hacer en primer lugar? Quizás esto te ayude a desbloquearte.

AMPLIANDO EL PUZZLE DEL SER HUMANO 1: CONDUCTA DE MANADA

conducta_de_manadaCuando empezamos con el blog, dedique tres entradas a explicar (lo más ameno posible) tres claves del funcionamiento humano: los pensamientos, las conductas y las emociones.

En el esfuerzo por esquematizar la información perdemos complejidad, matices… en definitiva: perdemos realidad. Pero esto es algo de lo que soy consciente y acepto. Ampliando un poco estos primeros artículos espero que el “puzzle del ser humano” gane en complejidad, se acerque más al “ser humano real”.

SER HUMANO, SER SOCIAL.

En el prólogo de un gran manual de referencia en psicología social (de Baron y Byrne) Philip Zimbardo sentencia:

Hemos demostrado el poder de las variables situacionales en la transformación del comportamiento, lo que difícilmente podía predecirse desde una simple comprensión del ‘interior’ del individuo (es decir, sus disposiciones heredadas o aprendidas).

CONDUCTAS DE MANADA

Una persona acaba el examen el primero. Sin nadie que le diga que hacer se levanta y coloca su examen boca abajo en el lado izquierdo del escritorio del profesor. En seguida se levantan otras dos personas (quizá hace minutos que habían acabado) y lo colocan en la misma posición. Si el primero sale de la sala, puede que los siguientes también. Si en su lugar vuelve al pupitre, es probable que los siguientes también se vuelvan a sentar. Acabamos de ver “nacer” una norma social.

A principios del siglo algunos psicólogos justificaban las transgresiones de la norma en las manifestaciones multitudinarias como  masas “deshumanizadas” e “irracionales”. Más adelante Turner y Killian (1972) desarrollaron la teoría de la norma emergente para explicar el comportamiento en las multitudes.

MANADA CONGELADA

Madrugada en Nueva York. Una joven vuelve de su trabajo en un bar. Mientras cruza la calle un hombre se acerca y la ataca con un cuchillo. Ella grita pidiendo ayuda y varias luces de las ventanas se encienden. Algunas personas se asoman. El atacante se sobresalta y dispone a irse. Sin embargo se percata que las personas no hacen nada además de mirar. Vuelve y remata a su víctima ante la mirada de los vecinos.

Este suceso ocurrido en Nueva York el 13 de marzo de 1964 alzó gran revuelo mediático y sembró la investigación de las variables de la conducta prosocial (o conducta de ayuda). Si, reconozco que es el ejemplo más extremo de un fenómeno que todos reconocemos pero también es extraordinariamente claro.

Difusión de la responsabilidad o efecto espectador es el fenómeno mediante el cual la probabilidad de respuesta prosocial ante una emergencia se ve afectada por el número de espectadores presentes. A medida que aumenta el número de espectadores, la probabilidad de que alguno de ellos ayude disminuye y aumenta el tiempo que pasa antes de que se inicie la ayuda. Además, se da un segundo fenómeno denominado ignorancia pluralista el cual consiste en que, dado que ninguno de los espectadores sabe exactamente lo que ocurre, cada uno de ellos depende del ejemplo de los demás  y, como resultado, nadie responde.

PASOS NECESARIOS PARA QUE SE DE LA RESPUESTA DE AYUDA EN UNA EMERGENCIA

 esquema ayuda

EN RESUMEN

Además del mundo interno, el mundo externo ejerce una gran influencia en cómo nos comportamos. Aquí solo hemos presentado dos pequeños ejemplos: la norma emergente y la difusión de la responsabilidad. Pero la cosa no se queda ni de lejos aquí. ¿El entorno social afecta también en cómo pensamos? En próximas entradas veremos que sí, y mucho.

Bibliografía

  • Baron, R.A. y Byrne, D. (2005). Psicología Social (10º Ed.). Madrid: Pearson Prentice Hall.
  • Turner, R. y Killian, L.M. (1972). Collective Behavior. Englewood Cliff, NJ: Prentice Hall.